LA DOMINANCIA DEL ESTRÓGENO

Que suerte tenemos de vivir en este mundo moderno con el acceso a casi todo lo que queremos cuando sea y lo que sea, ¿cierto?

Desafortunadamente estamos siendo expuestos de forma excesiva a trastornos endocrinos en nuestro avanzado y fuertemente industrializado mundo de consumo. Las alteraciones  endocrinas como los xenoestrógenos se pueden encontrar en la vida cotidiana en cosas como champú, agua, alimentos e incluso en el aire que respiramos.

Estos xenoestrógenos pueden conducir a la dominancia del estrógeno porque imitan las funciones de nuestros estrógenos naturales y se adhieren a los receptores de nuestras células, y después se apropian de las habilidades de los estrógenos naturales. Esto causa la dominancia del estrógeno que puede causar problemas menstruales, fibromas, quistes, aumento de peso, tumores, problemas de tiroides, Síndrome Pre Menstrual e incluso cáncer de mama.

Los xenoestrógenos se pueden encontrar en:

  • Alimentos que han sido expuestos a pesticidas e insecticidas
  • Muchos champús, jabones, cosméticos y lociones
  • Plásticos suaves
  • Productos animales que han sido alimentados con hormonas de crecimiento
  • Agua de la llave
  • Productos de soya no orgánicos
  • Algunos productos para la menstruación que contienen cloro
  • Hojas secadoras
  • Endulzantes artificiales

¿Qué podemos hacer entonces para ayudar al cuerpo a liberarse del exceso de estrógeno? Bueno, ¡comienza a cuidar a tu hígado! El hígado es el que decide si el estrógeno va a permanecer en su modo sano o si se va a convertir en estrógeno que causa cáncer. Come muchas verduras verdes, proteínas de buena calidad, agua de filtro y duerme mucho. El hígado, la tiroides y las glándulas suprarrenales trabajan juntas para mantener nuestras hormonas en equilibrio, así que ten una vida sana y balanceada para apoyar sus funciones y come muchos alimentos anti inflamatorios.

Deja un comentario