LISTERIA – ¡EL VERDADERO MENSAJE!

raw salmon, listeria, fertility lifestyle program

Todos hemos oído hablar de los alimentos que no deben comerse durante el embarazo o después de una transferencia de embrión.

¿Qué es la Listeria y qué tan peligrosa es para la madre y para el niño que aún no ha nacido?

En primer lugar, la Listeria se puede encontrar en casi todo. Uno de cada 20 adultos carga la bacteria pero no se da cuenta debido a que no tiene síntomas. Es una enfermedad que se contrae al consumir alimentos contaminados por una bacteria que se encuentra en la tierra, en el agua, en pollos, en vacas y en heces animales. La infección puede ser peligrosa para los ancianos, para los enfermos o para las mujeres embarazadas. La Listeria puede atravesar la barrera placentaria y causar infecciones fetales serias que pueden provocar un aborto involuntario, un parto prematuro, muerte fetal o un bebé enfermo. Aunque es poco común en Australia, las mujeres embarazadas tienen alrededor de 10 a 20 veces más posibilidades de contraer Listeria que otros adultos sanos.

Los síntomas pueden ser de suaves a severos.

  • fiebre
  • apatía
  • dolor de cabeza
  • molestias y dolores
  • meningitis
  • septicemia (envenenamiento de la sangre)

Los síntomas pueden sentirse como intoxicación por algún alimento por lo que es necesario hacer una revisión si estás embarazada y sientes los síntomas. Si los análisis de sangre muestran que eres positiva para Listeria te medicarán antibióticos y la infección se podrá eliminar.

Para prevenir cualquier riesgo de contagio de Listeria lo mejor es evitar ciertos alimentos y mantener la higiene.

La Listeria puede reproducirse en tu refrigerador así que si no te has comido la comida refrigerada durante algunos días sácala fuera mientras estás embarazada.

Lava muy bien todos los alimentos que lleves a tu casa (incluso si los traes de tu jardín). Cocinarlos mata la Listeria.

Entonces, limita tu consumo de comida cruda. Solo compra comida para llevar que esté caliente y no que tibia ni a temperatura ambiente.

Evita

  • mariscos precocinados (pescado ahumado, sushi, sashimi, ostras)
  • vegetales crudos mezclados previamente, verduras (ensaladas pre empaquetadas, ensalada de col pre empacada)
  • helado suavizado
  • quesos suaves (brie, camembert, ricotta) excepto cocinados
  • carnes frías
  • leche sin pasteurizar
  • paté

El yogurt y el queso cottage están bien. También recomendamos que sigan las siguientes guías inmediatamente después de una transferencia de embrión.   A diario me preguntan si durante la espera de 2 semanas deben cuidarse como lo harían durante el embarazo.  Pues si,  porque ese el objetivo, y tomar la actitud de ‘la última transferencia no se logró así que tampoco se logrará ésta’ puede traer mucha angustia cuando tienes una prueba positiva de embarazo y no te has cuidado hasta ese momento. Así que, evita alimentos susceptibles a la Listeria. No te ejercites de más – en especial si no lo estabas haciendo antes del embarazo, evita el alcohol y otras toxinas. No entres en pánico en relación con la Listeria, solo toma  todas las precauciones.

Deja un comentario